Funicular de Montmartre

El funicular de Montmartre permite, a los parisinos y a los turistas, desplazarse desde la parte baja a la parte alta del barrio. De esta forma ahorraremos tiempo y esfuerzo antes de visitar la espectacular Basílica del Sagrado Corazón, que se encuentra en la parte alta de la colina.

La moderna estación de tren de Montmartre fue diseñada por el arquitecto François Desloges, mientras que las cabinas fueron obra del estilista Roger Talon.

El trayecto se recorre en unos 90 segundos, con un desnivel de 36 metros aprox. y una pendiente de alrededor del 35%. La longitud del recorrido es de unos 108 metros. A pesar de la corta distancia, es difícil de recorrer, especialmente porque implica subidas empinadas.

Gracias al funicular de Montmartre nos ahorraremos unos 197 pasos. Esto es de gran ayuda cuando llueve o hace demasiado calor.

Se puede llegar fácilmente al teleférico de Montmartre desde la estación de metro de Anvers (línea 2) o a un corto paseo andando desde la estación de Abbesses (línea 12).

Desde la estación alta, podremos visitar 2 atracciones turísticas que no nos podemos perder en París, como son la Basílica du Sacré Coeur y la Place du Tertre. descubrirá dos atracciones turísticas absolutamente imprescindibles en París.

Historia del funicular

La decisión de construir un teleférico o funicular para conectar la Basílica del Sagrado Corazón con las casas del casco antiguo de Montmartre se tomó en 1891. La posterior inauguración tuvo lugar el año 1900.

En aquella época, la escasa densidad de los transportes públicos (el metro parisino aún no existía), el escaso número de automóviles y las empinadas cuestas de difícil acceso para los coches de caballos y carruajes, convertían al funicular en la mejor manera de llegar a la catedral del Sagrado Corazón sin cansarse.

El funcionamiento del funicular se interrumpió dos veces durante el transcurso del siglo XX, ya que se llevaron a cabo dos renovaciones importantes:

  • Entre 1931 y 1935: El sistema de agua fue sustituido por tecnología eléctrica. Los primeros funiculares funcionaban con agua, con una bañera de 5 metros cúbicos bajo cada cabina. En 1935, fueron sustituidos por un sistema eléctrico, ya que era considerado más eficaz.
  • Entre 1990 y 1991: Instalación de dos nuevas cabinas más modernas. Desde 1990, los teleféricos de Montmartre lucen un aspecto moderno y se basan en la misma tecnología que los ascensores. La estación también ha sido remodelada por completo. Las dos cabinas pueden llegar a transportar a 1.300 personas por hora y por vía. No hay conductores en las cabinas y todo está automatizado.

Horarios

El horario de apertura del funicular es ininterrumpido, ya que funciona desde las 6.00 h hasta las 0.45 h de la noche, sin interrupción o parada a la hora de comer.

Pero hay algo que tenemos que tener en cuenta. La taquilla está cerrada por la noche, por lo que si queremos utilizar el funicular a esas horas, tendremos que adquirir el billete con antelación o comprarlo en una estación de metro antes de llegar al funicular.

Tarifas del funicular de Montmartre

El teleférico de Montmartre forma parte de la red RATP, lo que nos permite utilizar el mismo billete que el metro y los autobuses de París. También podemos utilizar los abonos de Passe Navigo y Paris Visite.

El precio es, por tanto, el mismo que el de un billete de metro, lo que lo convierte en una atracción turística asequible.

También te podría gustar...